Universitarios visitaron, en San Carlos, programa de mejoramiento de arroz de INIA Quilamapu

Alumnos de las universidades Católica y de Talca visitaron el campo Experimental San Carlos donde el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, a través de su Centro Regional INIA Quilamapu desarrolla el único programa de investigación de arroz en Chile.

Una importante actividad en transferencia tecnológica desplegó el programa de arroz de INIA Quilamapu antes de las cosechas, tanto con productores como con estudiantes de educación superior. En este último caso, fueron los alumnos de las carreras de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y de Agronomía de la Universidad de Talca, quienes visitaron el Campo Experimental de Arroz de INIA Quilamapu, ubicado en la localidad de San Carlos, para conocer en forma práctica las actividades de un Programa de Mejoramiento Genético.

Acompañados por los docentes Marlene Rosales, Basilio Carrasco y Hermine Vogel, respectivamente, las delegaciones fueron atendidas por los investigadores Mario Paredes, Viviana Becerra y Gabriel Donoso y por el ayudante de investigación del programa de arroz, Fernando Saavedra. Los funcionarios INIA explicaron las diferentes etapas del mejoramiento genético en arroz; los avances actuales en el desarrollo de variedades de arroz; la integración de herramientas de biotecnología en el programa de mejora genética para mejorar la eficiencia del proceso de generación de futuras variedades comerciales; el Sistema de producción de arroz Clearfield, que involucra el desarrollo de variedades y su manejo agronómico; la introducción de nuevo germoplasma; el efecto de las bajas temperaturas; y diferentes sistemas de siembra sobre la producción del arroz. Estas actividades, en su mayoría, están siendo financiadas mediante un proyecto FONDEF que involucra el trabajo conjunto entre INIA y las Empresas Tucapel S.A., Carozzi S.A. y Basf S.A.

 

Innovación en el Programa de Arroz

Como una forma de dar respuesta a la constante preocupación de adaptar el cultivo del arroz al cambio climático, especialmente en lo relativo a la escasez de agua, el investigador Dr. Mario Paredes explicó que durante la temporada 2015-2016, se implementó el sistema de siembra directa de arroz (o siembra en seco), en los ensayos de investigación y de multiplicación de semilla. Paredes sostuvo que esta innovación ha significado un menor y oportuno tiempo de siembra, un mejor manejo agronómico y un control de malezas mecanizado y pertinente. De esta manera, concluyó Paredes, se permite un mejor proceso de selección de material, en el caso del mejoramiento genético, y una cosecha oportuna en términos productivos.

Tecnología para enfrentar cambio climático en arroz, presentaron investigadores INIA Quilamapu a profesionales de SEREMI Agricultura del Biobío

Visita efectuada al Programa de Arroz y Biotecnología del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) Centro Regional INIA Quilamapu, generó gran interés entre los profesionales de la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura del Biobío, al enterarse de la adopción de prácticas destinadas a mitigar incidencia en el medio ambiente.

 

Como una respuesta a las necesidades de adaptar el cultivo del arroz a la contingencia generada por el cambio climático, representada por la menor cantidad de agua disponible y la necesidad de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero generados por el cultivo, investigadores del Programa de Arroz y Biotecnología de INIA Quilamapu, implementaron un innovador sistema de siembra directa (también llamado en seco) en el Programa de Arroz, que entre otras ventajas, representa un ahorro significativo de tiempo y facilita el control químico de las malezas en el cultivo.

Esta metodología, junto a otras desarrolladas, fue presentada al equipo de 12 profesionales de la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura de la Región del Biobío, quienes, encabezados por el propio Seremi de la cartera, Rodrigo García, visitaron las dependencias del Programa de Mejoramiento Genético de Arroz y Biotecnología de INIA Quilamapu.

 

 

 

Presentación del trabajo realizado

En la presentación del trabajo realizado estuvo el encargado del programa arroz de INIA, Mario Paredes, quien entregó, además, una visión de los principales avances alcanzados en la investigación realizada en el marco del proyecto financiado por el Fondef y de los trabajos de manejo agronómico iniciados recientemente. El investigador explicó que se han establecido parcelas demostrativas para evaluar y comparar la siembra convencional (uso de semilla pre-germinada) con la siembra directa (o siembra en seco), con y sin incorporación de rastrojos, y el uso de taipas o camellones, todos ellos temas de gran interés para el sector arrocero.

Durante el encuentro, desarrollado en dependencias del Laboratorio de Biotecnología de INIA Quilamapu, se generó una discusión técnica en torno a la realidad del sector arrocero y el constante apoyo que INIA entrega a los programas de transferencia tecnológica llevados a cabo por INDAP a través de los SAT, Prodesal y Alianzas Productivas.

Recorrido de Laboratorio e invernaderos con tecnología de punta

Posteriormente, los también investigadores de INIA Quilamapu, Viviana Becerra y Gabriel Donoso, mostraron la infraestructura, equipos de laboratorio e invernaderos con que cuenta el Laboratorio de Biotecnología, todos ellos destinados al desarrollo de los proyectos de investigación en curso. Los científicos destacaron el uso de las herramientas biotecnológicas que se están aplicando dentro de las etapas de los programas de mejoramiento genético, como también las facilidades con que cuenta el grupo técnico para evaluar especies bajo condiciones sub-óptimas de temperatura, uno de los principales problemas que afecta la producción de arroz del país.

Seremi resaltó visita

“Fue una reunión importante y muy productiva para el equipo de profesionales de la secretaría regional ministerial, donde profundizamos el conocimiento del quehacer que lleva a cabo el Instituto de Investigaciones Agropecuarias”, indicó el seremi de agricultura, Rodrigo García.

“Este tipo de instancias son favorables para potenciar el trabajo articulado entre los distintos servicios que componen la cartera en la Región del Biobío y focalizar nuestra mirada en la estrategia de desarrollo regional e impulsar, de esta forma, el eje agro alimentario que es prioritario para el gobierno regional”.

La delegación que fue recibida por el director regional de INIA Quilamapu, Rodrigo Avilés, estuvo integrada además por Javier Ávila, profesional de apoyo en riego; Jaime Ramírez, gestor territorial en el Valle del Itata; Ana María Silva, profesional de apoyo; Virginia Zenteno, gestora territorial en el Valle del Itata; Claudio Venegas, encargado regional de riego; Álvaro Pinochet, profesional de apoyo; Cinzia Gnudi, profesional de apoyo; Andrea Bascuñán, encargada de género Seremi de Agricultura; Héctor Neira, profesional de apoyo; Mauricio Rubio, gestor territorial Biobío Centro; y Javier Sandoval, periodista.

INIA presenta primera variedad de arroz chileno especial para sushi

El producto desarrollado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) está destinado a cubrir un nicho específico de mercado como es la elaboración de sushi, tradicional plato de origen japonés que ha triplicado su consumo en Chile en los últimos años.

En el marco de la celebración de su aniversario número 52, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), lanzó públicamente uno de sus nuevos productos: Platino-INIA, la primera variedad chilena de arroz especial para el mercado de sushi, que se caracteriza por ser más pequeño y glutinoso. Esta variedad fue generada dentro del proyecto FONDEF “Nuevas estrategias en la generación de variedades de arroz tolerantes a frío y resistentes a herbicidas”, proyecto co-financiado por Tucapel S.A., Carozzi S.A., y Basf Chile y dirigido por el Dr. O. Mario Paredes C, creador de la variedad junto a otros colegas del equipo del proyecto..

El Director Nacional de la institución, Julio Kalazich, indicó que a futuro “el mercado se va a especializar aún más, por eso ya estamos generando variedades para usos específicos como el sushi”.

“INIA es por lejos la institución que más variedades de alimentos chilenos ha creado en su historia; más de 270 variedades a la fecha, entre frutas, verduras, cultivos, hortalizas y forrajeras. Por eso, al cumplir 52 años de vida institucional hemos querido presentar este nuevo arroz”.

“Se trata de una variedad de grano mediano ancho, creada para cubrir una demanda creciente de un producto de nicho como es el sushi, plato que en Chile ha aumentado su consumo exponencialmente en los últimos años”, explicó Jorge Cárdenas, gerente comercial de Empresas Tucapel, industria asociada a la generación de este nuevo producto.

El arroz de la variedad Platino-INIA es bastante translúcido, con un bajo porcentaje de panza blanca (17%), y textura y sabor muy agradables que lo hacen superior a la variedad tradicional llamada Oro, tanto en rendimiento y calidad, como por las características de la planta.

Platino-INIA presenta una planta de menor altura que las tradicionales, tiene una caña más firme y resistente a tendedura por acción del viento; alcanza los 100 quintales por hectárea en promedio y tiene un rendimiento industrial entre 63 y 67% de grano entero, muy positivo para los productores y la industria arrocera.

Gracias a estos desarrollos, Chile surge como un país con la capacidad de generar variedades de alto rendimiento y calidad, con mayores niveles de tolerancia a frío, que se proyectan positivamente en el mercado a nivel nacional e internacional.

La variedad Platino INIA se presentó en diversos canales de televisión, y también se realizó un lanzamiento en el Sushi House de Santiago, Providencia, donde el chef preparó una gran variedad de sushi.