Encuentro Nacional del Arroz: Innovando para el desarrollo

Ante la presencia de 256 asistentes al Encuentro Nacional del Arroz, el Coordinador del Programa de Arroz, Dr. Mario Paredes realizó la presentación: Nuevos enfoques en el desarrollo de variedades de arroz chilenas.

El cultivo del arroz ha sufrido una gran transformación tecnológica en los últimos años que se ha traducido en un aumento del rendimiento en arroz grano paddy de más de un 300% (de 2,3 ton/ha en la temporada 1979-80 a 6,9 ton/ha en la temporada 2014-2015) y una reducción de la superficie de siembra de aproximadamente un 50% durante este mismo período. Dada esta situación hoy día se produce más arroz que hace 25 años.

Acerca de que si es posible o no si es posible un aumento de los rendimientos actuales, el investigador indicó que, “de acuerdo a los resultados del Primer Concurso de Producción de Arroz organizado por INIA en la temporada 2013-2014, demostraron claramente que es posible aumentar los rendimientos del cultivo con la tecnología existente en el país. Estos resultados mostraron, a nivel de agricultor, que es posible obtener rendimientos cercanos a 12 ton/ha usando semilla certificada, lo cual es un 42% superior al actual promedio nacional de 6,9 ton/ha. Esto nos muestra que existe una importante brecha para aprovechar el potencial genético de las variedades y la tecnología disponible en el país.”

Paredes agrega “En relación al mercado, los datos disponibles indican que el país importa aproximadamente un 40% de arroz para satisfacer las necesidades del consumo de la población y, que existen esfuerzos aislados para  exportar arroz a diferentes “nichos” de mercado. Esta situación nos indica que aunque aumentemos nuestra producción existirían buenas posibilidades de comercialización del arroz, ya que se podría intentar abastecer un porcentaje mayor del mercado nacional, además de explorar nuevos nichos de mercado para la exportación del arroz producido en el país. En este sentido, el país no puede competir con los grandes productores de arroz del mercado internacional, pero si puede tener posibilidades de ingresar a nichos de mercado especiales con un producto de buena calidad. “

Para enfrentar estos nuevos desafíos el INIA está desarrollando una serie de estrategias, basados en el desarrollo de nuevas variedades con  un alto rendimiento y calidad aptas para el mercado nacional como el internacional.

La primera estrategia se basa en la ampliación de la base genética del actual PMGA de INIA, mediante la introducción de germoplasma de arroz de clima templado y subtropical. De esta manera se conjugan dos aspectos claves como son el aprovechamiento de la mejor adaptación del germoplasma templado como también la mayor diversidad genética ofrecida por el germoplasma subtropical. Paralelamente, se continuará con la evaluación del germoplasma enviado por el Fondo Latino Americano de Arroz de Riego, FLAR.

Una segunda estrategia es la definición y priorización de características a seleccionar. El principal problema climático que debe afrontar el cultivo del arroz en el país, es de gran importancia, manteniendo en mente que, Chile es el país más austral en producción de arroz. Por lo cual, la identificación de  germoplasma tolerante a frío en la etapa de germinación, plántula y reproductivo, es de gran importancia. En relación al tipo de grano, a partir del 2011 se aumentó el énfasis en la selección de grano largo-ancho, de acuerdo a lo que el mercado requiere. Por lo cual, se aumentó el número de segregantes para aumentar la posibilidad de encontrar genotipos superiores.

Sin embargo, actualmente, la precocidad es otro énfasis del PMGA, en relación a las necesidades que los agricultores y la industria han manifestado. Para ello, se han establecido criterios de clasificación del germoplasma en precoces, semi-precoces y tardíos. Además, se estableció como fecha máxima de cosecha de material seleccionado la última quincena de marzo, paralelo a la medición en el campo del contenido de humedad del grano como criterio de selección de las líneas experimentales avanzadas. Para ello sería bueno mantener en el tiempo esta planificación.

Una tercera estrategia es el uso de métodos de selección para producir poblaciones especiales, es así como se está usando la macho esterilidad genética y el método de selección recurrente para desarrollar germoplasma con características tales como precocidad, alto rendimiento y calidad, resistencia a herbicidas y tolerancia frío, lo que facilitará en el futuro cercano el desarrollo de la producción de nuevas variedades de arroz. El método convencional de pedigrí ha sido bueno en arroz, pero hoy existen mejores métodos de mejora genética que es necesario explorar.

La cuarta estrategia ha contemplado el uso de herramientas biotecnológicas para complementar el trabajo del mejoramiento genético, como es el caso del uso de marcadores moleculares para el análisis de la diversidad genética, organización del germoplasma, selección asistida, certificación de procesos  y realizar la identificación de las variedades. Paralelamente, se ha utilizado el  cultivo de anteras para avanzar generaciones lo que puede significar reducir en dos o tres años el período que toma producir una variedad, 12-a 14 años.

La quinta estrategia es producir variedades resistentes a herbicidas para complementar el control químico y cultural de malezas, principal problema agronómico en el cultivo del arroz.

Una sexta estrategia es la evaluación y selección de germoplasma que pueda realizar un mejor uso del uso del agua disponible y su efecto en el rendimiento, calidad del grano y otras variables agronómicas..

La séptima estrategia esta en el área de la Difusión y transferencia de tecnología, se contempla reforzar la difusión y transferencia de tecnología y capacitación del personal. Como ejemplo se pueden mencionar el establecimiento de 19 parcelas demostrativas de 1 ha en siembra de agricultores, la organización del primer concurso de producción de arroz, la visita de cerca de 30 expertos internacionales, un número importante de charlas, seminarios, congreso, publicaciones científicas y divulgativas (edición especial de Tierra Adentro, Boletín de Buenas Prácticas y alrededor de 10 cartillas informativas).

La octava estrategia, ya concretada fue el reforzamiento del programa de arroz, a través de la compra y preparación de un campo experimental en San Carlos (región más austral de la producción de arroz), la renovación total de la maquinaria agrícola de campo, incluyendo una cosechadora,  equipos de laboratorio y la remodelación del Laboratorio de calidad.

Estas estrategias metodológicas, nos permitirán llevar al mercado nuevas variedades aceptadas por los consumidores. Es así como, esta temporada lanza a producción comercial, la variedad Cuarzo-INIA de grano largo ancho, inscrita en el Registro Nacional de Variedades Protegidas del SAG, el año 2010. El próximo año 2016, saldrá al mercado la Variedad Platino-INIA, de grano medio y de excelente, destinada a reemplazar a la variedad Oro y se presentarán al Comité Regional y Nacional de Variedades de INIA tres líneas experimentales de grano largo-ancho como posibles candidatas a futuras variedades y en los años siguientes se presenten al Comité del INIA las primeras líneas experimentales Clearfield candidatas a variedades, como también, una línea experimental que podría destinarse a la producción de “risotto”.

Finalmente, Paredes enfatiza que “el reforzamiento de la alianza público-privada y con la cadena productiva, industria molinera, asociaciones de agricultores, sistema de asistencia técnica, y proveedores de insumos, nos permitirán crear nuevas líneas de investigación en el futuro inmediato y nos ayudará a priorizarlas para que sean presentadas a fuentes de financiamiento externo “.