Investigadores INIA buscan cuantificar y disminuir emisión de gases de efecto invernadero en cultivos de arroz

Iniciativa responde a compromiso país de reducción en 20 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de cara al año 2020.

Desde que Chile ratificó el Protocolo de Kioto sobre el cambio climático en 2002, adquirió voluntariamente el compromiso de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 20 por ciento hacia el año 2020, en el marco de reducción del efecto invernadero a nivel mundial.

En ese contexto, el protocolo obliga a nuestro país a cumplir con dos tareas: cuantificar sus emisiones de GEI y generar estrategias para reducirlas. “La cuantificación de éstas es un trabajo que lleva adelante el Ministerio del Medio Ambiente, para lo cual debe levantar el inventario nacional de emisiones de la economía en general, en que la agricultura representa un 23 por ciento del total país” indicó la Dra. Marta Alfaro, especialista en medio ambiente y cambio climático de INIA Remehue (Osorno), quien se reunió con todos los investigadores del Biotecnología y Arroz y de INIA Quilamapu en una intensa jornada de trabajo en Chillán.

Alfaro explicó que dentro de las emisiones atribuibles a la actividad agrícola hay dos fuentes que son muy importantes: el uso de fertilizantes nitrogenados en los cultivos y la fermentación entérica de los animales rumiantes. En cuanto al arroz, la investigadora señaló que la superficie del cultivo a nivel nacional es pequeña (unas 22 mil hectáreas) en comparación con otros, sin embargo, Chile no posee datos al respecto.

Esta situación motivó a que en la temporada anterior el coordinador de Programa de Arroz de INIA, Dr. Mario Paredes, solicitara a los profesionales de INIA Remehue iniciar un trabajo en conjunto para abordar esta materia. “Por esta razón el instituto está apoyando para obtener datos para conformar el inventario nacional de gases de efecto invernadero, ya que hasta ahora se ha trabajado en el área de uso de fertilizantes nitrogenados y también en fermentación entérica de rumiantes”, destacó la investigadora.

Además expresó que “hasta la fecha los resultados indican que las emisiones chilenas son más bajas que las que teníamos originalmente, estimadas de acuerdo a los factores internacionales de emisión y que esta situación permitirá generar una estrategia de mitigación que nos ayudará a alcanzar la meta de reducción del 20 por ciento hacia el año 2020”.

 

Primeros trabajos con GEI en arroz

En la temporada 2013-2014 se iniciaron los primeros trabajos de medición de gases efecto invernadero en el cultivo del arroz en INIA, los que estuvieron destinados a implementar una metodología para cuantificar las emisiones de metano y de óxido nitroso, utilizando dos dosis de fertilizantes nitrogenados.

Durante la jornada de trabajo los profesionales revisaron los datos preliminares obtenidos en la temporada anterior y la metodología aplicada. Dichos resultados permitieron que la investigadora de INIA Remehue, Sara Hube, participara en nombre del grupo de trabajo del instituto en un taller latinoamericano de emisión de gases efecto invernadero, realizado en el Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, en Colombia. Las sugerencias recibidas en esa reunión equipararon la metodología utilizada con países productores de arroz de Latinoamérica y el mundo. El trabajo de toma de datos experimentales en INIA Quilamapu, estuvo a cargo del investigador Gabriel Donoso y un grupo de apoyo.

En cuanto al principal factor de emisiones de GEI en el cultivo del arroz, Marta Alfaro sostuvo que estaría en el suelo y el manejo del fertilizante nitrogenado en suelo inundado, ello por cuanto el contacto con el agua incrementa el proceso de liberación de gases. En términos generales, el desarrollo de la planta de arroz bajo constante inundación genera una condición de ausencia de oxígeno, lo cual es un ambiente propicio para la actividad bacteriana, incrementándose la liberación de gases de efecto invernadero.

Alfaro señaló que “nuestro primer esfuerzo es cuantificar cuáles son nuestras emisiones de GEI. Precisamente en esta temporada la idea es determinar con certeza el valor y generar alguna estrategia de mitigación”. Asimismo, valoró el esfuerzo que hacen los investigadores del grupo de biotecnología y arroz de INIA Quilamapu, por entregar esta información que hasta ahora no existía en el país.

Tras la reunión, los investigadores evalúan la posibilidad de elaborar proyectos colaborativos con fuentes de financiamiento externo, que posibiliten la medición y análisis permanente de la generación de gases de efecto invernadero en arroz.

En el encuentro, estuvieron presentes los funcionarios de INIA Remehue Marta Alfaro, Sara Hube y Luis Ramírez, y de INIA Quilamapu Mario Paredes, Viviana Becerra, Carmen Rojo, Julieta Parada, Uberlinda Luengo, Fernando Saavedra, Eduardo Gutiérrez, Karin Lisboa, Darwin Rivas, Gastón Balladares y Gabriel Donoso.