INAUGURACIÓN CAMPO EXPERIMENTAL Y DÍA DE CAMPO – ESTADO DE AVANCE PROYECTO FONDEF.

Con la presencia de autoridades, encabezadas por el Ministro de Agricultura Luis Mayol, y unos 250 productores arroceros, se inauguró, en las cercanías de San Carlos provincia de Ñuble, el nuevo Campo Experimental del Programa de Arroz de INIA, predio de 32 hectáreas en el que se trabajará en la generación de las nuevas variedades de arroz chilenas destinadas, principalmente, al mercado nacional.

Durante la ceremonia, en la que también se enfatizaron los 50 años que INIA cumple en 2014, el Ministro Mayol sostuvo que “desde los años 20 más menos que en Chile se empezó con el cultivo y la investigación del arroz, pero realmente la investigación fue en serio cuando se creó el INIA hace 50 años. De ahí en adelante, hemos ido mejorando hasta llegar al día de hoy, en que tenemos variedades que son realmente sorprendentes por su rendimiento, su precocidad y utilización de agua; pero lo más importante es que hay mucho productor que es mediano y pequeño relacionado con el Indap, y eso nos pone muy contentos porque con el rendimiento que estamos obteniendo y el apoyo técnico que se les está dando, a través del INIA e Indap, están obteniendo rendimientos significativos que les permite tener una rentabilidad aceptable”. “San Carlos es el lugar más austral del mundo donde se produce arroz, precisamente el lugar escogido por INIA para establecer su Nuevo Campo Experimental”, sostuvo el Ministro Mayol.

Unos 250 productores arroceros de las comunas de Ñiquén, San Carlos, Linares y Longaví asistieron a la inauguración del nuevo campo experimental de Arroz de INIA Quilamapu.

En tanto, el Seremi de Agricultura de la Región del Biobío, José Manuel Rebolledo, afirmó que “estamos muy contentos porque esto permite complementar el trabajo que se ha venido haciendo todos estos años desde el INIA con el mundo arrocero. Hemos trabajado fuerte en distintas variedades que tienen que ver con minimizar el uso del agua que, como sabemos, por efecto del cambio climático tenemos menor disponibilidad. Ahí, INIA como siempre, va a la vanguardia abriendo nuevos rubros y metodologías de trabajo”.

A su vez, la Seremi de la Región del Maule, Anita Prizant, se refirió a la importancia de la ubicación del nuevo campo experimental, enfatizando que se inserta en plena zona arrocera. “El tener una estación experimental, en el sector en el que justamente se está produciendo el arroz, al alcance de los agricultores y donde se busca no solo mejorar las variedades sino también hacer frente a la falta de agua, el comportamiento del cultivo frente al frío, y todos los distintos desafíos a los que se ve enfrentado el agricultor, es muy positivo. Me parece muy bien que el INIA esté trabajando estos factores, porque claramente va a significar que los agricultores van a tener un acceso a la tecnología más cercano, que es lo que queremos”.

En ese mismo sentido, el director nacional de INIA, Pedro Bustos, destacó las favorables condiciones que presenta el terreno adquirido. “Haber podido reemplazar un campo que teníamos prácticamente inserto en la ciudad de Chillán, y que generaba varios inconvenientes a los vecinos, ha significado poder habilitar un lugar donde ya tenemos ensayos, y podremos seguir con la experimentación. 32 hectáreas acogen al nuevo Campo Experimental de Arroz, que en el futuro se transformará en un centro de innovación de arroces de clima frío. Se han aprobado también la construcción de oficinas, una casa de cuidador y un pozo, por lo que este nuevo predio quedará convertido en un centro experimental completo”.

Finalmente, el encargado del programa arroz de INIA, Mario Paredes, explicó las expectativas que existen respecto al nuevo campo experimental, proyectando incluso, la posibilidad de exportar arroz y ser un referente mundial. “A futuro, lo más importante que queremos hacer, es transformar este campo experimental en un centro de innovación, destinado a arroces de clima templado porque aquí están las condiciones naturales para producir arroz de clima frío, y esa situación de frío, también se da en Argentina, Uruguay y en el sur de Brasil, y también en el hemisferio norte. Queremos generar información no solo para la agricultura nacional, sino también para la agricultura regional (cono sur de Sudamérica) y por qué no decir mundial. Ojalá que se pueda exportar arroz algún día y seamos un referente”.

Después se llevó a cabo una ceremonia religiosa de inauguración del Campo Experimental del Arroz de INIA.

DÍA DE CAMPO

Cuatro estaciones técnicas se realizaron en el día de campo que sucedió a la ceremonia de inauguración.

Inmediatamente finalizada la ceremonia, que tuvo lugar el jueves 27 de febrero, se dio paso a un Día de Campo que contempló cuatro estaciones técnicas concernientes a Mecanización Agrícola; Mejoramiento Genético del Arroz; Siembra Directa; y Variedades de Arroz. Las exposiciones estuvieron a cargo del investigador Jorge Riquelme, del ayudante de investigación Fernando Saavedra, la Ingeniera agrónoma Julieta Parada y del encargado de insumos tecnológicos de área centro sur, Álvaro Vega.

El encargado del programa arroz de INIA, Mario Paredes, presentó a las autoridades los avances del proyecto Fondef relativo a la generación de variedades tolerantes a frío y resistentes a herbicidas.

Paralelo a esta actividad, los investigadores Viviana Becerra, Gabriel Donoso y Javier Chilian, encabezados por el investigador Mario Paredes, presentaron a las autoridades un estado de avance de los resultados del proyecto “Nuevas estrategias en la generación de variedades de arroz tolerantes a frío y resistentes a herbicidas”, que desarrolla INIA, con el financiamiento del FONDEF y el cofinanciamiento de INIA, Tucapel S.A., Carozzi S.A. y BASF de Chile S.A. Los resultados del proyecto también fueron compartidos con los asistentes a estas actividades.