Participación de INIA en “Lanzamiento oficial de la cosecha de arroz 2012/2013”

Durante el desarrollo de un Día de campo, denominado “Lanzamiento oficial de la cosecha de arroz 2012/2013”, organizado por Fedearroz en el Complejo El Almendro de Retiro, el Director Regional de INIA Quilamapu y Raihuen y los profesionales de Biotecnologìa y Arroz tuvieron la oportunidad de conocer los trabajos que se están desarrollando en este importante Campo arrocero de la región, perteneciente al Sr. Luis Alberto Gatica e interactuar con el  Ministro de Agricultura, don Luis Mayol Bouchon y el SEREMI de Agricultura de la Región del Bío Bío,  don José Manuel Rebolledo.

El Ministro se mostró notablemente impresionado por la gran superficie de arroz que se cultiva en este predio, y por lo fructífera que se vislumbra la cosecha. Por otro lado, destacó la gran labor que ha estado desarrollando el INIA en la producción de nuevas variedades de arroz de alto potencial de rendimiento y calidad, las cuales han sido un factor muy importante para que los agricultores hayan aumentado su rendimiento promedio a 62 quintales por hectárea, en la última temporada. Cabe destacar, que algunos productores arroceros han alcanzado rendimientos de 80 a 90 quintales por hectárea, estrechando la brecha de producción con el potencial productivo que alcanzan las variedades comerciales Diamante INIA y Zafiro INIA, de 100 a 120 qq/ha.

En nuestro país existe un gran potencial de rendimiento para producir arroz de alta calidad. Sin embargo, existen varias limitantes que impiden que este potencial se pueda alcanzar. Por ejemplo, una de estas limitaciones es la presencia de eventos de bajas temperaturas durante las diferentes etapas de desarrollo del cultivo (germinación, estado de plántula y floración). Las bajas temperaturas pueden generar pérdidas importantes en la población de plántulas, esterilidad floral y un retraso en el desarrollo del cultivo que se puede traducir en pérdidas importantes en la producción de arroz en el país. Otro problema importante es el control de malezas que en algunas zonas pasa a ser un elemento de gran importancia, lo que se ve agravado por el deficiente uso de productos químicos y rotaciones adecuadas. A estos problemas habría que agregar el deficiente manejo de los fertilizantes y del  agua.  Todos estos problemas están siendo abordados por el los profesionales a cargo del Programa de Arroz de INIA que incluye a profesionales que trabajan en el mejoramiento genético, agronomía, biotecnología, transferencia de tecnología y economía y gestión en conjunto con el apoyo de instituciones como INDAP y los equipos técnicos SAT, Prodesal y Alianzas productivas, asociaciones gremiales  y las empresas privadas, como Tucapel, Carozzi y BASF.

Cierre de ciclo de Días de Campo de Arroz, temporada 2012-2013

Un total de 7 Días de Campo, con dos a tres estaciones cada uno, fueron realizados por el Programa de Arroz de INIA, desde enero hasta fines de marzo, en torno a las 13 Parcelas Demostrativas de 1 hectárea establecidas durante la presente temporada (Cuadro 1). A estas actividades asistieron 450 agricultores, profesionales y técnicos del sector arrocero.

Las parcelas demostrativas fueron establecidas en campo de agricultores en las localidades de Linares, Longaví, Parral, Ñiquén y San Carlos. Cada una de las parcelas fue establecida con agricultores que pertenecen a Programas de Asistencia Técnica de INDAP, a través de los Servicios de Asesoría Técnica (SAT), y del Programa de Desarrollo Local (Prodesal).

Cabe destacar, que los agricultores que participaron en este trabajo, se beneficiaron con la asistencia técnica, el uso de semilla certificada de la variedad Zafiro-INIA, el análisis químico del suelo  fertilización  (NPK) y con el control químico de malezas de la parcela demostrativa.

Aproximadamente, la mitad de las parcelas fueron sembradas con arroz pre-germinado y la otra mitad mediante siembra directa (mecanizada), éste último tipo de siembra está siendo usada desde hace algunas temporadas en el país. El uso de siembra directa en parcelas de pequeños y medianos agricultores les ha permitido tener en sus predios, por primera vez, esta nueva tecnología, además de comparar los resultados con el sistema convencional (pre-germinado).

Para finalizar este ciclo de actividades de transferencia de tecnología, se realizó el último Día de Campo de la temporada en el sector de Bodega, comuna de Longaví, donde participaron agricultores que reciben asesoría técnica de la Empresa Tucapel, empresa asociada al programa de Arroz y Biotecnología de INIA Quilamapu, en el proyecto FONDEF.

La Parcela Demostrativa establecida mediante siembra mecanizada pertenece al Sr. Humberto Reyes y sirvió de ejemplo a los agricultores para dar a conocer el manejo agronómico recomendado por INIA. Este trabajo, como todas las parcelas demostrativas, estuvo a cargo  de la Ing. Agrónomo del Programa de Arroz de INIA, Srta. Julieta Parada. En este sector, el principal problema del arroz es la fuerte competencia del cultivo con las malezas, por lo cual se puso un especial énfasis sobre el control de éstas, tanto en el herbicida recomendado como en la forma de aplicarlo. En este caso, se recomendó la aplicación de los herbicida Ricer y Clincher, con dosis de 210cc y 750cc por hectárea, para el control de hualcacho (Echinochloa sp) principalmente y de hualtata (Alisma sp.) diluidos en 200 litros de agua y aplicado con barra pulverizadora hidráulica, lo que permitió una mayor cobertura y homogeneidad en la aplicación. Posteriormente, con el cultivo inundado, se bajó el agua y se realizó una segunda aplicación para controlar malezas acuáticas como pasto cabezón (Scirpus sp.) y una nueva generación de hualtata, usando Basagrán, en dosis de 2L por hectárea.

Adicionalmente a la parcela demostrativa del sector Bodega, el Programa de Mejoramiento Genético de Arroz de INIA Quilamapu, estableció un Ensayo Regional  de variedades y líneas experimentales avanzadas y el ensayo Demostrativo de variedades. Durante, el día de Campo, la presentación de este trabajo estuvo a cargo del Sr. Fernando Saavedra, Ayudante de Investigación del Programa de arroz del INIA.

Cuadro 1. Parcelas demostrativas de arroz establecidas en la temporada 2012-32013.

N° Parcela Productor Zona  Tipo de Siembra
1 Ma. Eugenia Albornoz La Higuera, Linares Pre-germinado
2  Marcos Lobos Los Sauces, Linares Siembra Directa
3  Pedro Guzmán Paso Cuñao, Longaví Siembra Directa
4 Luz Arellano San Ramón, Longaví Pre-germinado
5 Humberto Reyes Bodega, Longaví Siembra Directa
6 Jerónimo González Los Nabos, Parral Pre-germinado
7 Aroldo González Fuerte Viejo, Parral Pre-germinado
8  Nelson Hernández Cuyumillaco, Parral Pre-germinado
9  Víctor Parra San Pedro, Ñiquén Siembra Directa
10 Josefina Orrego Otingüe, Ñiquén Siembra Directa
11 Patricio Toledo Santa Amelia, San Carlos Siembra Directa
12 Nelson Badilla Santa Amelia, San Carlos Cero Labranza
13 Raúl Villarroel San Luis de Arizona, San Carlos Pre-germinado

 

Con Variedad Zafiro-INIA, Productor Arrocero Alcanzó Rendimiento Récord

Un rinde promedio de 120 quintales de arroz por hectárea fue el que obtuvo en la temporada 2012-2013, el agricultor de San Carlos, Nelso Badilla, para quien el secreto del éxito fue la preocupación  constante por la siembra y la aplicación de suplementos en los  momentos en que era necesario para su siembra de 10 hectáreas con la variedad Zafiro-INIA.

Para el agricultor de la parte norte de la Región del Bío Bío, el buen resultado de la cosecha es un ejemplo de que se pueden obtener buenos rindes. “Ésta (Zafiro-INIA) es una variedad de alto rendimiento, pero nunca habíamos podido sacarle tanta  producción. Aquí se pudo ver muy bien que es factible tener rendimientos superiores a los 100 quintales por hectárea”, sostuvo don Nelso.

El productor Nelso Badilla está feliz con su récord de 120 quintales por hectárea que obtuvo con la variedad de arroz Zafiro-INIA.

Además, Badilla se encontró con que la esterilidad floral (vanazón) fue muy poca, con 120 a 130 granos llenos por panícula, lo que se debería, según su parecer, a una siembra temprana realizada el 28 de septiembre. Indicó que junto a la siembra aplicó una fertilización base luego nitrógeno parcializado, y productos suplementarios que todavía no han salido al mercado. “Recogí toda la información disponible e hice un experimento”, comentó. Pero también atribuyó los resultados a que las condiciones climáticas fueron favorables en el período. “Podemos hacer las cosas muy bien, pero si el clima no nos acompaña, los resultados no son buenos”.

Otro de los factores que lo ayudaron fue la permanente revisión del cultivo, pues “se van viendo los problemas que se pueden dar durante el desarrollo”. Ello permitió que las fallas detectadas pudieran ser corregidas a tiempo.

Rendimientos

“Tuvimos un buen rendimiento industrial, de 57 por ciento de grano entero para molino. Pero lo que realmente se disparó fue el rendimiento total por hectárea que llegó a 120 quintales cuando lo tradicional es tener de 65 ó 70 quintales, y en un buen año, 80 quintales” enfatizó Badilla.

Este productor resaltó también la importancia de la fertilización. En tal sentido, señaló que el nitrógeno fue aplicado en 4 parcialidades durante el desarrollo del cultivo: siembra, dos hojas, macolla e inicio de primordio. Además suplementó con zinc, potasio, boro, y aplicaciones foliares. Agregó que el suelo venía de una larga rotación, de aproximadamente 12 años, donde hubo avena, pradera natural y pepino, y que el potrero fue micronivelado con láser.

En cuanto a la siembra, sostuvo que se realizó la mitad a máquina (en seco) y la otra mitad en forma tradicional (arroz bajo inundación), con una dosis de 140 kilos de semilla (Zafiro-INIA) por hectárea, aunque reconoció que no se vieron diferencias en el desarrollo del cultivo.

“Para el otro año quiero repetir la fórmula, en las mismas fechas, aplicar los mismos productos, pero previamente hacer un análisis de suelo”, enfatizó. “Viendo lo bien que estaba el arroz, pensaba que iba a rendir unos 90 quintales, porque siempre nos hablan del rendimiento potencial, pero uno piensa que en el campo eso nunca se va a dar… ahora estoy convencido de que la variedad tiene un excelente potencial, y más, porque me di cuenta que cuando se nivela antes de sembrar, hace que el suelo esté más homogéneo y yo creo que puede dar incluso más de 120 quintales”, concluyó.

Rendimiento Potencial

 “Las variedades de arroz INIA que están actualmente en el mercado, tienen un rendimiento potencial de aproximadamente 120 quintales por hectárea” señaló la investigadora del programa de arroz de INIA Quilamapu, Julieta Parada. Agregó que “se denomina “potencial” debido a que es el rendimiento que habitualmente se logra en condiciones experimentales con un manejo agronómico dirigido”.

Sobre el particular, la ingeniero agrónomo sostuvo que los productores se muestran un tanto reacios a aceptar la indicación de los rendimientos de las variedades porque “consideran que en campo sus propios campos, en siembras comerciales, difícilmente se puede llegar a obtener 12 toneladas, sobre todo considerando que a nivel nacional, el promedio fluctúa alrededor de las 6 toneladas. Sin embargo, según confirma el testimonio del productor Nelso Badilla, es posible, a nivel comercial, obtener rendimientos de 120 quintales por hectárea”. “Esta espectacular producción -agregó la investigadora- además ha conseguido un excelente rendimiento industrial, con un 57% de grano entero”.

La variedad Zafiro-INIA proporciona al agricultor un rendimiento de 12 toneladas, puesto que “genéticamente presenta ese potencial; sin embargo, dicho potencial no se podría expresar si la siembra no tiene un manejo agronómico adecuado, obviando los factores climáticos que son imposibles de controlar”.

EXITOSOS DIAS DE CAMPO DE ARROZ. TEMPORADA 2012-2013

El Equipo Profesional y Técnico de Biotecnología y Arroz de INIA Quilamapu, continúa con una serie de Días de Campo en torno a las Parcelas Demostrativas de 1 há. establecidas desde Linares hasta San Carlos, y que abarcan la mayor parte de la zona arrocera.
El primer Día de campo se realizó en Linares, en las localidades de La Higuera y Los Sauces, con la participación del Servicio de Asesoría Técnica (SAT) a cargo del Sr. Rafael Carrasco y donde asistieron los funcionarios de INDAP, Natalia Valenzuela y Javier Ocampo.
La actividad comenzó en la parcela de la Sra. M. Eugenia Albornoz, donde el sistema de siembra utilizado en la parcela fue de arroz pregerminado. En la ocasión se dio a conocer el manejo agronómico de la parcela demostrativa, con énfasis en el control de malezas, puesto que es un predio que ha sido cultivado con arroz durante más de 20 años, sin rotación, ni años de descanso, la exposición estuvo a cargo de Julieta Parada, Ingeniero Agrónomo del Programa de Arroz.
Otro punto de encuentro en este día de campo se realizó en la parcela del Sr. Marcos Lobos, con una siembra mecanizada, donde nuevamente el tema principal fue el control de malezas, ya que este sistema de siembra ha presentado una mayor germinación de hualcacho (Echinochloa sp.), por sobre las otras malezas que habitualmente tiene el cultivo. Se finalizó la actividad con la charla “Cosecha mecanizada de arroz” realizada por Jorge Riquelme, Investigador de INIA Raihuén quien interactuó con los agricultores.
El segundo Día de campo se realizó en San Carlos, en conjunto con el SAT de la empresa Nelpa Ltda., a cargo del Sr. Nelso Badilla. En esta actividad participaron los agricultores de esta unidad operativa, el Sr. David Guiñez, Jefe de Área y funcionarios de INDAP, el Sr. Luis Contardo, Presidente de FENARROZ y empresas de herbicidas, fertilizantes y maquinarias del rubro.
En San Carlos están establecidos los ensayos de Épocas de siembra y Regional del Programa de Arroz, por lo cual se dieron a conocer los procesos involucrados en la generación de variedades, a cargo del Sr. Fernando Saavedra, Ayudante de Investigación. Mientras que el ensayo Demostrativo de variedades fue presentado por Álvaro Vega, Encargado de Insumos Tecnológicos, de INIA Quilamapu, quien mostró las características fenotípicas de cada una de las variedades comerciales y de las candidatas a variedades.
Se culminó el Día de campo en la parcela del Sr. Patricio Toledo, con una comparación del manejo agronómico que se realizó sobre dos parcelas demostrativas donde se está evaluando el efecto de la siembra mecanizada con y sin movimiento de suelo previo sobre el rendimiento, tema analizado por Julieta Parada.