Creación de nuevas variedades de arroz tolerantes a frío y a herbicidas en el país.

INIA y Empresas Asociadas se reúnen tras adjudicación de Proyecto Fondef de arroz

La primera reunión informativa entre las partes beneficiadas del recientemente  adjudicado proyecto Fondef, “Nuevas estrategias en la generación de variedades de arroz tolerantes a frío y resistentes a herbicidas”, tuvo lugar el miércoles 6 de julio, en las oficinas de la Dirección Nacional de INIA, en Santiago.

El encuentro, realizado en un clima de gran optimismo, reunió a las máximas autoridades de las empresas Tucapel y BASF Latinoamérica, y a directivos e investigadores de INIA que conforman el equipo de trabajo de este proyecto de investigación que esperamos sea permanente.

Durante la reunión, que presidió el Director Regional de Quilamapu Sr Isaac Maldonado en Conjunto con el Coordinador Nacional de Investigación y Desarrollo de INIA, Dr. José María Peralta, se dio a conocer el plan de trabajo del proyecto como también los futuros desafíos que se deben abordar en la producción del sector arrocero. Asimismo, se acordó conformar el Comité Técnico del proyecto, el cual se reunirá en Chillán en un futuro cercano para dar el inicio oficial a los trabajos de investigación.

Este proyecto es fruto de una alianza estratégica entre el INIA y el sector privado que estuvo representado en la reunión por el Gerente General de Tucapel, Eduardo Lagos, el Gerente Agrícola de la misma industria arrocera, Alfonso Dussaillant. También asistió el  Gerente Técnico de BASF y de Proyectos Biológicos para América Latina, Jorge Nitsche. Sólo se excusaron de asistir los directivos de la empresa Carozzi.

Cabe señalar que el proyecto dirigido por el Dr. Mario Paredes abarcará actividades a realizar en el Programa de mejoramiento Genético de arroz y en el Laboratorio de Biotecnología de INIA Quilamapu en Chillán, quién cuenta con un complejo y moderno equipamiento técnico. Las aplicaciones de las herramientas biotecnológicas contribuirán a mejorar la eficiencia del proceso de selección y generación de variedades de arroz en el país.

Con ello, Chile se verá favorecido al incorporar en el mercado más y mejores variedades genéticamente certificadas, lo que trasuntará en un directo beneficio para la industria arrocera y  para los consumidores finales.

La existencia de esta unión INIA y empresas Tucapel, Carozzi y Basf es la resultante de un largo trabajo de conjunto que se extiende por más de diez años, tiempo en el cual se han creado importantes lazos de confianza.

Estas actividades se suman a un Proyecto Fondecyt adjudicado también en 2011 por el mismo grupo de trabajo para abordar diferentes aspectos moleculares de la tolerancia a frío en arroz.

 

 

Eventual convenio INIA BASF

La presencia de Jorge Nitsche, Gerente Técnico de Basf Latinoamérica, fue aprovechada para conversar una propuesta de trabajo destinada a estudiar la caracterización de material genético de arroz tolerante a glifosato. La propuesta tuvo una favorable acogida por parte del directivo, acordándose realizar un análisis exhaustivo y ser desarrollada, posiblemente, por INIA y BASF en los próximos meses.

Lectura de Foto:

Desde la izquierda aparecen Eduardo Lagos, Gerente General de Tucapel; , Alfonso Dussaillant, Gerente Agrícola de Tucapel; Viviana Becerra, investigadora de INIA Quilamapu; Jorge Nitsche, Gerente Técnico y de Proyectos Biológicos de BASF para América Latina; Mario Paredes, Director del Proyecto FONDEF e investigador INIA Quilamapu.

INIA QUILAMAPU se adjudica proyecto FONDEF de investigación en el Concurso 2011.

El 29 de junio de 2011, el Director de I&D de FONDEF-CONICYT, Sr. Juan Paulo Vega H. anunció la finalización y adjudicación de las propuestas presentadas al XVIII Concurso de Proyectos de I +D de FONDEF 2010-2011. Los 54 proyectos aprobados a nivel nacional se adjudicaron un total de $14.303.667.866.

En esta ocasión, INIA Quilamapu se adjudicó el proyecto «Nuevas estrategias en la generación de variedades de arroz tolerantes a frío y resistentes a herbicidas». El proyecto es dirigido por el Dr. Mario Paredes y fue presentado por el Laboratorio de Biotecnología en conjunto con el Programa de Mejoramiento Genético de Arroz (PGMA). En el proyecto participan de INIA Quilamapu Viviana Becerra, Gabriel Donoso de Biotecnología, Fernando Saavedra del PMGA, Lorena Barra en Gestión del Proyecto y Alvaro Vega de Transferencia y Negocios Tecnológicos. Además participa Haroldo Salvo de INIA Carillanca y Carlos Fernández como Asesor de Propiedad Intelectual.

El arroz es uno de los cereales más importantes del mundo y constituye la principal fuente alimenticia de más de la mitad de la población mundial. En América Latina su producción anual es del orden de 21 millones de toneladas y su consumo ha aumentado paulatinamente en los últimos años, llegando en algunos países a ser superior a 40 kilos por habitante al año. El gran incremento de la población mundial ha originado un alza en las necesidades del consumo de arroz. Se espera que el consumo de arroz sea un 40% mayor para el año 2030.

Este desafío es difícil de lograr, ya que la posibilidad de aumentar significativamente la superficie sembrada en el mundo, es casi nula. Por tal motivo, la mejor opción es incrementar la productividad, lo que podría realizarse sólo si hay una fuerte inversión en investigación que permita obtener nuevas variedades e introducir nuevas tecnologías al manejo del cultivo.

Las principales causas de la disminución del rendimiento en el país son los eventos de bajas temperaturas en momentos críticos del desarrollo del arroz (germinación, estado de plántula e inicio de la formación de polen) y la presencia de malezas. En primer lugar, los eventos de frío pueden disminuir el rendimiento nacional en un 20%, lo que significa importantes pérdidas económicas. Por otro lado, evaluaciones realizadas en la zona arrocera han determinado pérdidas de rendimiento promedio de un 30% por el efecto de un mal control de malezas. Debido a esta situación, ambos factores están ubicados entre los principales objetivos del Programa de Mejoramiento Genético de Arroz (PMGA) en INIA Quilamapu.

En este contexto, esta propuesta plantea la aplicación de herramientas convencionales y biotecnológicas para el desarrollo de variedades tolerantes a frío y resistentes a herbicidas. El proyecto tiene como objetivo general generar variedades de arroz tolerantes a frío y resistentes a herbicidas para mejorar la competitividad del sector arrocero. Para lograr este objetivo se contemplan los siguientes objetivos específicos: 1) Generar variedades y líneas experimentales tolerantes a frío mediante herramientas convencionales y biotecnológicas; 2) Generar una variedad Zafiro-INIA Clearfield resistente a herbicidas de la familia de las imidazolinonas; 3) Generar negocios tecnológicos o acuerdos comerciales asociados a los productos del proyecto; 4) Difundir los resultados obtenidos en el proyecto a empresas, profesionales, técnicos y agricultores del sector arrocero.

El desarrollo de este proyecto implicará una fuerte interacción entre las disciplinas de: mejoramiento genético y biotecnología, la industria molinera (TUCAPEL y CAROZZI) y de productos químicos (BASF), agricultores, asociaciones gremiales nacionales y también con centros internacionales de investigación como el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el Fondo Latinoamericano de Arroz de Riego (FLAR) y el International Rice Research Institute (IRRI).